Cómo amueblar y decorar la habitación de un adolescente

La habitación de un adolescente es, para él, su espacio íntimo, propio y personal de la vivienda. Una especie de refugio al que acudir cuando necesita estar solo. Lo cual a esa edad tan dífícil, suele ser muy a menudo.

Dotarle de un lugar privado dentro del hogar, en el cual sentirse identificado,  le ayudará a  transitar por este etapa complicada de la vida. Porque dentro de este espacio pasará momentos de introspección y reflexión; asimilará asimilando experiencias que irán forjando su personalidad.

Probablemente esta será una época de cierto caos y desorden emocional que se puede ver reflejada también en todo lo que le rodea. Y al igual que irá acumulando nuevas experiencias, también lo hará con todo tipo de objetos, por los que sentirá apego.

El dormitorio ya no es sólo el espacio en el que descansar y estudiar, también es parte de su vida social

Libros, fotos, una nueva afición adquirida, la práctica de algún deporte por el que sienta curiosidad… Todo formará parte de su nuevo universo, ocupando un sitio dentro del que será su dormitorio de adolescencia. Evitar que éste se convierta en una leonera, no sólo es cuestión de tener los muebles necesarios para que todo esté bien organizado, también habrá que implicarle en aspectos más emocionales para que quiera mantener su espacio siempre bien ordenado. Veamos, pues, como conseguir todo esto.

DORMITORIO, ESTUDIO Y ÁREA SOCIAL

Durante esta época de su vida, tu hij@a te pedirá más independencia, por lo que es imprescindible para ellos disponer de todo lo necesario dentro de su habitación.

El dormitorio ya no es sólo el espacio en el que descansar y estudiar, también es parte de su vida social, ya que en él recibirá a amig@s con los que compartirá tardes escuchando música, echando unas partidas en el ordenador o simplemente charlando.

Unos poufs en los que acomodar a sus amig@s, o una cama más grande que pueda utilizarse a modo de sofá, cumplirá con estas funciones.

 

UNA HABITACIÓN CON SU PROPIO ESTILO

La adolescencia es una etapa en la que buscan su propia identidad por lo que, para ayudarle en esta búsqueda, debemos implicarle en la decoración de su dormitorio, donde estarán presentes los colores y motivos decorativos con los que se sienta más identificad@.

Deberás darle cierta libertad a la hora de elegir los colores de paredes y muebles… siempre con criterio, eso sí.

Para que tomes las mejores decisiones, y ayudarte a negociar con él o ella, contarás con nuestro asesoramiento y dilatada experiencia en estos aspectos.

 

EL DORMITORIO JUVENIL, SOBRE TODO PRÁCTICO

No olvides que por encima de cualquier aspecto estético, ha de primar la funcionalidad del espacio, para que el uso cotidiano de la habitación sea verdaderamente óptimo.

Seguramente tendrás que llegar a algunos acuerdos sobre determinadas cosas con tu hij@ y hacerle ver la cosas desde un punto de vista mucho más práctico.

ARMARIO: MÁS ALTO Y MÁS GRANDE

A esta edad necesitarán mucho más espacio donde guardar objetos, por lo que la mejor elección es una cama elevada que pueda albergar en su parte inferior el mayor número de cajones.

Por supuesto, el armario del máximo ancho y alto que nos permita el espacio disponible donde irá ubicado.

A partir de ahora su colección de ropa aumentará notablemente y necesitarás mucho espacio para almacenarla.

Además de que el tamaño de las prendas también será mayor, claro.

LIBRERÍAS Y ESTANTES DE PARED: CADA COSA EN SU SITIO

También comienzan a acumular libros, CD´s y otros objetos.

Por ello te irá bien disponer de una librería como biblioteca, y algúnos estantes de pared donde archivar objetos de menor peso.

Es importante que recuerdes no sobrecargar de peso cualquier módulo que vaya colgado a la pared.

MUEBLES MULTIFUNCIONALES: AHORRO DE ESPACIO

Si la habitación nos lo permite, te será de gran utilidad añadir algún módulo multifuncional.

Por ejemplo, un sinfonier o una cómoda, que sirva tanto para guardar su ropa interior en los cajones.

Además de para guardar, servirá como encimera de apoyo para un aparato reproductor de música, la vídeo consola, etc.

Si es con ruedas mucho mejor. Así le resultará más práctico utilizarlo.