fbpx

La historia de Mariví y Nacho con Singulárea

Mariví y Nacho han sido un punto y aparte en Singulárea. A fecha de hoy seguimos en contacto con ellos porque, además de clientes, también se han convertido en amigos nuestros. Y es que no es para menos. Si ellos quedaron satisfechos con nosotros, nosotros quedamos todavía más contentos, porque este proyecto supuso el despegue y la consolidación de Singulárea.

LA HISTORIA DE…

O, lo que es lo mismo, todo lo que aprendemos de nuestros clientes. 

 

 

Mariví y Nacho vinieron un buen día a nuestro estudio-showroom en busca de una solución efectiva a un dormitorio muy peculiar. Nos conocieron a través de nuestra página en Facebook y pensaron que podríamos ayudarles en ello.

Cuando me hablaron de su habitación, traté de imaginar cómo podríamos ubicar en ella todo lo que la pareja necesitaba.Pero si no trabajas sobre espacios reales, aunque sea a través de una simulación en 3D, donde los ángulos sean lo más aproximado a la realidad, es prácticamente imposible plantear una solución de amueblamiento que nos garantice que después su funcionamiento vaya a ser efectivo.

De modo que contrataron nuestro Servicio Comodón y allá nos fuimos nosotros a tomar las medidas, comprobar ángulos, ver la habitación real y que Mariví nos contara todo lo que tenía en mente para tratar de acoplar el mobiliario a las formas y dimensiones de su habitación, como hacemos con todos nuestros dormitorios juveniles a medida.

LA HISTORIA DE MARIVÍ Y NACHO CON SINGULÁREA

La de hoy es una historia que todavía continua, porque actualmente estamos trabajando en otros dos proyectos para la pareja, en distintas habitaciones, también en la misma vivienda de València ciudad.

Y es una historia también muy especial por 3 motivos:

  • El proyecto sorprendió a todo el mundo. Primero a ellos, y después a nosotros, (luego contaré el por qué).
  • Su instalación fue un trabajo muy artesanal, lo que nos hizo adoptar nuevas técnicas de ajustes y acabados a nuestros dormitorios.
  • Supuso la consolidación de Singulárea. Ya que, tras la presentación de este proyecto en nuestras redes sociales, nos catapultó y nos abrió las puertas a toda la provincia de València y también a la de Castellón.

Así que, nunca podremos estar lo suficientemente agradecidos a esta pareja que nos planteó el problema más complejo al que nos habíamos enfrentado hasta entonces, pero que resultó ser el principio de otros proyectos (casi) tan especializados como éste.

 

dormitorio juvenil instalado en Valencia y adaptado a las medidas y formas de la habitación.

Proyecto diseño en 3 dimensiones que finalmente fue el elegido.

 

¿CUÁL ERA EL PROBLEMA CON EL DORMITORIO JUVENIL DE MARIVÍ Y NACHO?

Es evidente que el principal problema que se nos presentaba eran las peculiares formas y reducidas dimensiones del dormitorio en sí; pero esto no acababa aquí.

Mariví utilizaba esta habitación principalmente para almacenar, entre otras cosas sus trajes de fallera que necesitan mucho espacio para ser guardados.

De modo que, en su día, ocupó la pared principal con un gran armario de 2 puertas correderas, y en la pared frontal, puso una librería de Ikea que aportaba un extra de espacio para almacenamiento aunque claramente insuficiente.

 

habitación juvenil de forma irregular en Valencia

Forma en la que estaba anteriormente la habitación amueblada.

 

La funcionalidad del espacio no era óptima, no sólo porque quedaban espacios vacíos sin aprovechar. También porque el acceso a la ventana, entre armario y librería no era la adecuada.

 

 

Vista la habitación, Mariví nos comentó cuáles eran sus planes: Necesitaba añadir una cama (su hija iba a necesitar su propia habitación en breve), pero no podía perder espacio para guardar ropa.

Afortunadamente, no necesitaba poner zona de estudio (a pesar de que podríamos haber encontrado la manera). Pero bien, mejor contar con menos restricciones en un habitáculo tan diminuto e irregular.

El problema que encontraba Mariví era que, añadir una cama, iba necesariamente a suponer la sustitución del armario de puertas correderas por otro armario del mismo tamaño pero con una cama abatible debajo, y por lo tanto, debíamos buscar otro espacio donde ubicar algo más de armario para compensar esta supuesta pérdida.

 

“¿TODO ESO VÁIS A PODER PONER AHÍ?”

Ya con las medidas y toda esta información en nuestro poder, nos pusimos a estudiar el espacio y desarrollar todas las propuestas posibles en 3 dimensiones, dentro de los límites que la habitación presentaba.

 

 

Cuando dimos con la que finalmente iba a ser la elegida por Mariví y Nacho, la enviamos a su correo electrónico y, casi de inmediato, concertaron una cita previa conmigo para venir a ver ya los detalles definitivos.

Puedo recordar, (casi como si estuviera ocurriendo en este mismo momento), a la pareja entrando en nuestro showroom y escuchar a Nacho preguntándome con cara de sorpresa: “¿todo eso váis a poder poner ahí?“.

 

 

Yo también me sorprendí. Porque no podía imaginar lo que suponía para ellos poder contar con todo lo que les propusimos, dentro de esa habitación.

Las medidas las tomamos nosotros mismos, así que prácticamente no se nos podía haber escapado ningún detalle… pero, claro, todos podemos equivocarnos en algo y ¿quién sabe si nos habíamos equivocado en algún cálculo?

 

 

Sin embargo no dudé en ningún instante de que nuestra propuesta de amueblamiento era factible de instalar, y de que su funcionamiento iba a ser lo más funcional posible, teniendo en cuenta tantos condicionantes como teníamos.

Así las cosas, Mariví y Nacho salieron de Singulárea con todo cerrado y el proyecto se mandó a producción para comenzar con la que sería esta gran aventura para nosotros.

Habíamos conseguido “meter” el armario de rincón más grande que tenemos, otros dos armarios añadidos a ambos lados, y un canapé arcón abatible, que suponía la pieza clave para poder instalar toda esa gran armariada y que además aportaba un espacio de almacenamiento extra.

 

 

LA HABITACIÓN MÁS DIFÍCIL DEL MUNDO

Evidentemente yo no he visto todas la habitaciones del mundo, pero para nosotros fue, hasta ese momento concreto, la habitación más difícil del mundo y así es como la presentamos a nuestros seguidores en Facebook e Instagram.

También recuerdo el momento en que mis compañeros de instalación Jesús y Carlos, llegaron a casa del cliente para instalarlo y les pedí una fotografía de la habitación vacía para mostrar más tarde, el antes y el después de este proyecto.

Pero recibí hasta 3 fotografías del espacio, ya que por sus reducidas y difíciles dimensiones, les resultaba imposible tomar fotografías más generales del dormitorio… y entonces al verlas… ¡me asusté!

 

 

¿Tendrían razón Mariví y Nacho cuando se sorprendieron de que fuéramos a instalar todo lo que habíamos proyectado en 3 dimensiones, dentro de esta habitación?

La respuesta la tendríamos al final de la jornada, cuando mis compañeros tuvieran avanzado ya su instalación y llegara el momento de situarlo todo “en su sitio”.

 

LOS MEJORES INSTALADORES DEL MUNDO

De modo que confié en no haberme equivocado en nada y dejé en manos de mis compañeros la ejecución del proyecto. Si habían problemas, evidentemente me llegarían noticias de ellos a lo largo del día.

Por aquel entonces todavía estábamos empezando con nuestras instalaciones y ajustes especiales, de manera que no teníamos aún ajustados y bien computados los tiempos de entrega en proyectos de tan gran envergadura. Eso hizo que Jesús y Carlos terminaran muchísimo más tarde de lo habitual aquel día.

 

 

Pero todo salió bien, como era de desear. Y finalmente consiguieron entregar el primer reto importantísimo de Singulárea, tal y como estaba previsto.

Siempre me he sentido respaldado por todo el equipo que formamos Singulárea, formados por buenos profesionales. Pero desde ese día sé además que contábamos con los mejores instaladores del mundo también. Sin ellos, no hubiera sido posible ejecutar este tipo de proyecto.

UN DORMITORIO JUVENIL ESPECIAL CON EL QUE TENEMOS UNA GRAN DEUDA PENDIENTE

Porque este proyectó marcó un importante antes y después en Singulárea.

¡GRACIAS!